Perfil psicológico de un acosador escolar (bullying)

Rate this post

Actualmente el bullying es uno de los fenómenos que mayor preocupación y resonancia tiene a nivel mundial, debido a que a lo largo de los últimos años, se ha podido evidenciar un incremento en los casos de violencia escolar, que superan el 25%. Dicho aumento en los porcentajes, se debe no solo a una mayor investigación e interés frente al tema, sino también al desarrollo de redes sociales y canales de comunicación masivos, que les han permitido a los acosadores un mayor acceso a las vidas de los demás y así mismo, una mayor permanencia o seguimiento.

El acoso escolar es un factor que afecta de manera exponencial a las víctimas, llevándolas a tomar decisiones devastadoras y criticas, que en algunos casos pueden terminar con desenlaces mortales. Siguiendo esto, a continuación estableceremos aspectos, características y rasgos a tener en cuenta, para poder identificar a los abusadores escolares.

¿Qué es el Bullying?

El bullying o acoso escolar, es entendido como el maltrato físico y/o psicológico que se presenta de manera deliberada y continúa hacia un niño(a). Es un acto mediante el cual, se busca la sumisión o generación de miedo de la víctima, con fines a satisfacer las necesidades del acosador y el grupo que lo soporta o apoya.

Este es un fenómeno que tiende a mantenerse en el tiempo, debido a la ignorancia o pasividad por parte de las personas que se encuentran alrededor del problema; quienes no buscan intervenir de manera directa en la situación, sino manejar un perfil bajo o distante.

¿Qué tipos de bullying existen?

Los acosadores o matones escolares, pueden desarrollar diferentes conductas o acciones para infringir miedo, rechazo, dolor o sumisión de manera continúa en sus víctimas,  superando en algunos casos, las barreras de la institución educativa. Esto, debido a que su interés primordial, es el desarrollo de sentimientos de inseguridad por parte de la persona afectada, los cuales se pueden potenciar, en la medida en que el acoso sea permanente.

Teniendo en cuenta lo anteriormente descrito, y el desarrollo acelerado de nuevas herramientas de comunicación y tecnología, surge la clasificación de los tipos de bullying expuestos a continuación:

  1. Bullying Físico: Se presenta cuando hay un contacto físico y agresivo, como lo son los golpes y empujones.
  2. Bullying Verbal: Se caracteriza por el uso de un lenguaje cruel, basado en insultos y amenazas.
  3. Ciberbullying: Se presenta mediante el uso de dispositivos y herramientas tecnológicas, como lo son los celulares, las redes y el computador.
  4. Bullying Relacional: Se basa en el rechazo de inclusión de la víctima.
  5. Bullying Carnal: Se caracteriza por el abuso íntimo, el uso de comentarios obscenos y la presión ante el desarrollo de acciones que la víctima no quiere hacer.

 

¿Cuáles son las consecuencias del acoso escolar para la víctima?

Sin importar el tipo de bullying impuesto, la victima podrá evidenciar a corto y largo plazo, los siguientes problemas:

  • Problemas sociales y de desenvolvimiento.
  • Pánico y ansiedad.
  • Estrés.
  • Desarrollo de una baja autoestima.
  • Bajos rendimientos académicos.
  • Depresión.
  • Intereses suicidas.

¿Cuál es el perfil psicológico de un acosador escolar?

Aun cuando no se pueden hacer generalizaciones o establecer características físicas que se adecuen a todos los “Bullies”, mediante diversos estudios, se han podido encontrar, rasgos y conductas psicológicas comunes, que han permitido trazar un perfil de los mismos.

  • Necesidad por el control y la dominación de los demás:

Los acosadores se caracterizan por tener un pensamiento dicotómico y antidemocrático,  por lo cual, la única opinión que deberá ser tenida en cuenta, es la de ellos. Un factor, que contribuye a su deseo por dominar y establecer un estado de superioridad frente a sus iguales.

Los bullies poseen una autoestima baja e inestable, por lo cual, suelen buscar objetivos fáciles y débiles, que puedan manejar, influenciar y afectar en una mayor medida a lo que ellos están.

  • Disfrutan y se estimulan con la violencia:

Los acosadores basan su actuar en la violencia y la humillación, debido a que buscan sentirse respetados y temidos; y estas son herramientas que les permiten establecer y demarcar su presencia y la importancia de ella.

  • Temperamento impulsivo y explosivo:

Son individuos que carecen de inteligencia emocional, empatía y control emocional; razón por la cual, actúan de manera impulsiva ante cualquier inconveniente o situación, en donde no puedan evidenciar control.

  • Incapacidad autocritica y bajo manejo ante la frustración:

Los bullies se caracterizan por ser incapaces de realizar reflexiones y autoevaluaciones frente a sus conductas o errores; razones por las cuales, suelen señalar y buscar culpables que se hagan responsables por sus fracasos y caídas.

  • Falta de empatía:

Son individuos que se caracterizan por pensar exclusivamente en ellos, por tanto, son incapaces de desarrollar un interés frete al bienestar o los sentimientos de los demás.

  • Pensamiento rígido y cuadriculado:

Son personas intolerantes, subjetivas y poco reflexivas, por tanto, se limitan y rigen por lo que piensan, creen y consideran correcto. Los diálogos o consensos son inalcanzables con este tipo de individuos.

  • Desafío a la autoridad y las normas:

Son personas antisociales, conflictivas y rebeldes, que actúan de manera irresponsables y odian el control que puedan ejercer sobre sus actos.

  • Intolerancia ante las diferencias:

Los abusadores son personas irrespetuosas e intolerantes, que visualizan sus ideas como verdades únicas y definitivas. Adicionalmente suelen desarrollar actitudes sexistas y racistas, que vienen acompañadas de odio, resentimientos y prejuicios.

  • Manipulación:

Los bullies son personas que se rigen por sus intereses personales, son recursivos, mentirosos y manipuladores.