¿Qué es la psicología positiva?

Rate this post

Usualmente, cuando se habla de psicología, las personas tienden a pensar instantáneamente en terapias, psicoanálisis, Freud, acondicionamiento, el manejo de fobias o problemáticas que afectan nuestro diario vivir e incluso sanatorios y el poder de la luna para influir en la mente de quienes se encuentran desequilibrados. Sin embargo, esta es una ciencia que se encuentra en una constante evolución, debido a que, al verse vinculada con los comportamientos humanos, resulta de gran interés para la sociedad y todo lo que ella posee.

La psicología, como ciencia que estudia los procesos mentales, de percepciones, sensaciones, comportamiento y desarrollo humano, se ha visto vinculada a la elaboración de tratamientos y la estructuración de hábitos, capaces de reducir y enfrentar problemas, yendo más allá de la disfunción. Como es el caso de la nueva corriente que propone y que se conoce como “Psicología Positiva”, mediante la cual, se establece que no vinimos a este mundo para estar libres de la ansiedad, los problemas, el dolor o la angustia, sino que vivimos para alcanzar el bienestar, la satisfacción, el placer, el optimismo y la felicidad.

La psicología positiva, no busca aparentar o brindar ideas erróneas de un mundo perfecto, lleno de arcoíris, colores y flores, ni dejar de lado las diversas corrientes que se derivan de la psicología. Debido a que es una hipótesis que establece, que los eventos y experiencias positivas, satisfactorias y felices de nuestras vidas, no se encuentran condicionadas o ligadas a la ausencia de factores tales como la enfermedad, el malestar o la angustia, sino que por el contrario, son el punto de partida para el desarrollo de fortaleza y virtudes.

El objetivo o meta principal de esta corriente, es buscar y brindar las herramientas y técnicas necesarias para fortalecer a la personas y abrir oportunidades para conseguir un mayor bienestar y felicidad. Para ello, establece niveles, con el fin de identificar el estado actual y el proceso que deberá llevar a cabo la persona.

Niveles:

  • De -10 a 0: Estado absoluto de malestar y enfermedad (Psicología tradicional)
  • En 0: Esta neutro, no hay un lado demarcado, la persona no está ni bien, ni mal.
  • De 0 a 10: Estado absoluto de bienestar y felicidad (Psicología Positiva).

Lo anterior se debe, a que dentro de la psicología tradicional, se presenta una escala de 0 a -10, en donde se busca, disminuir y tratar un malestar o problema, hasta eliminarlo y llevarlo a 0. Por el contrario, en la psicología positiva, se pretende llevar a las personas a un estado absoluto de bienestar, mediante la aceptación de los problemas como punto de partida para el crecimiento y el alcance de la felicidad.

Con el fin de alcanzar su objetivo principal, esta corriente científica se mantiene en constante evolución e investigación, partiendo de las teorías e influencias de sus precursores Martin Seligman (Profesor y especialista en psicología), Viktor Frankl (psiquiatra), Abraham Maslow y  Carl Rogers (psicólogos humanistas). Un proceso mediante el cual, evalúa los factores que fomentan e incentivan el bienestar, como lo son, el positivismo, la resiliencia, la imaginación, la seguridad, la autoestima, el optimismo y el humor.

Para terminar, es importante recordar, que las corrientes psicológicas se diferencias por su enfoque, pero a su vez se complementan para el alcance de soluciones, mejoras de conflictos y el desarrollo de habilidades personales. Esto, mediante el desarrollo de herramientas y estrategias, que sirven como un medio para afrontar el futuro y superar los aspectos negativos que se encuentren dentro de nuestra psicología cognitiva-conductual. Razones por las cuales, no se debe desmeritar una u otra corriente, sino buscar su balance, para el crecimiento personal.